Conjunto y monumentos históricos

La iglesia Saint-Girons en Monein
Monein es el centro neurálgico del País de Béarn. Tiene la mayor y más bella iglesia gótica de la región, Saint-Girons, de los siglos XV y XVI. La iglesia alberga una obra única y espectacular: una enorme cubierta enteramente fabricada en estructura de carpintería de madera de 50 metros de longitud. Está sostenida por una sorprendente superposición de cruces de San Andrés alineadas en vertical. Un audiovisual de luz y sonido explica el proceso de construcción de esta impresionante estructura en carpintería de madera (”charpente”), que deja un recuerdo imborrable en el visitante.

Capilla de Caubin in Arthez de Béarn
Construida en el siglo XII, la capilla de Caubin forma parte de un antiguo hospital situado en la ruta del Camino de Santiago. Catalogada como monumento histórico, la capilla es uno de los principales atractivos turísticos de Arthez de Béarn, antigua villa fortificada típicamente béarnesa. La capilla de Caubin es el último vestigio de una encomienda que data del año 1154. Destaca por su arquitectura singular, en forma de semicírculo, con tejado a cuatro aguas y un muro campanario. En el interior, parte de los mosaicos son originales.

Castillo de Laàs
Entre Sauveterre-de-Béarn y Navarrenx hay un encantador parque de 12 hectáreas que alberga una de las más bellas colecciones de artes decorativas de Aquitania. La visita del castillo de Laàs permite descubrir los tapices de Aubusson y las pinturas de Elisabeth Vigée-Lebrun, Breughel, Rubens y Fragonard. En los jardines, de estilo francés, se puede pasear entre árboles centenarios y disfrutar de espléndidas vistas del río Gave d'Oloron, con las cimas de los Pirineos como telón de fondo.

Castillo Moncade
El castillo Moncade, de los siglos XIII y XIV, constituye un fiel testimonio de los fastos de la corte de Gaston Fébus. La visita permite contemplar una reconstrucción minuciosa, con luz y sonido, del castillo Moncade original y de su ciudadela medieval. Hay que destacar especialmente el famoso "Libro de Caza" ilustrado del siglo XIV, la colección de pesas de Orthez de 1274 et 1515 y los florines de Fébus. También es recomendable subir hasta lo más alto del torreón (33 metros), desde donde se disfruta de excelentes vistas de la ciudadela medieval y de los Pirineos.

La encomienda de Lacommande
Situada en la ruta del Camino de Santiago, Lacommande y su conjunto de alojamientos fueron un lugar de paso muy frecuentado en la vía de Arles. La encomienda, catalogada como monumento histórico, destaca por su construcción de estilo románico y sus esculturas. Fundada entre 1100 y 1124, la encomienda era el centro de la red de albergues creada por Gaston IV el Cruzado a fin de acoger a los peregrinos que recorrían la vía de Arles, en dirección a Aragón. Es uno de los pocos edificios de este tipo que sobrevivieron a las guerras de religión. Merecen la visita la iglesia St. Blaise, con unas esculturas románicas en los capiteles que evocan escenas bíblicas