Las especialidades locales

La gastronomía es otro de los puntos fuertes de la oferta turística de la región de Béarn. En los restaurantes de las distintas poblaciones pueden degustarse exquisitos platos elaborados según antiguas recetas locales. Entre las especialidades autóctonas destaca especialmente la carne de ternera de la denominación “Boeuf Blond d’Aquitaine”, de excepcional calidad y que sobresale por su buena conformación y su escaso nivel de grasa. Es una carne muy tierna e ideal para mantener una dieta equilibrada.

La carne de ternera “Boeuf Blond d’Aquitaine” tiene una denominación de origen controlada, que asegura el control de todo su proceso de elaboración, desde el ganadero hasta el carnicero. Este proceso se inicia con la selección del mejor ganado y sigue con una crianza al estilo tradicional, con los animales pastando al menos la mitad del año en las praderas y una alimentación basada exclusivamente en vegetales, vitaminas y minerales.
Otras especialidades de la gastronomía regional son la sopa bearnesa, conocida como “garbure”, el magret con setas, el foie-gras de pato, el queso de oveja casero y los melocotones.