Actividades

La región destaca por las tonalidades verdes de sus colinas, bosques y valles ondulantes. Es cruzada por tres ríos (“gaves” en lengua bearnesa) que descienden de los Pirineos, como telón de fondo del paisaje. En estos ríos se puede practicar el rafting, el descenso en kayaks o la pesca de truchas y salmones. También hay pintorescos lagos, con zonas de pic-nic y playas para bañarse. Toda la región está surcada por infinidad de caminos y senderos. Ello permite recorrerla de forma sosegada y descubrir rincones de bucólica belleza natural.

La relación de actividades que pueden realizarse en Béarn es muy extensa e incluye otras tan interesantes como por ejemplo los paseos a caballo e incluso los vuelos en globo, una manera diferente y sugestiva de descubrir los encantos de la región.

También los aficionados al golf pueden practicar su deporte favorito en Béarn, ya que la región cuenta con diversos campos ubicados en parajes naturales de gran belleza y debidamente equipados.