Ideas de rutas

La región de Béarn propone al visitante múltiples alternativas de actividades para conocer el territorio. Hay infinidad de rutas señalizadas para recorrerlo en coche, a pie, en bicicleta o a caballo. El País de Béarn cuenta con numerosas ofertas turísticas que incluyen el alojamiento y un programa de actividades y visitas a medida, adaptadas a todos los presupuestos y disponibilidades de tiempo.

Ruta de los vinos
Una de las rutas más populares es la Ruta de los Vinos de Jurançon. Unos 60 viticultores locales ofrecen la posibilidad de visitar sus bodegas y viñedos para ver sobre el terreno el proceso de elaboración de estos vinos y degustarlos. La ruta permite conocer hombres y mujeres apasionados que hablan de sus vinos como si fueran sus hijos, todo ello en lugares de gran belleza natural y paisajística.

Ruta del Queso Ossau-Iraty
Otra interesante ruta gastronómica es la Ruta del Queso Ossau-Iraty, que atraviesa el País de Béarn y el País Vasco, con paradas en pequeñas explotaciones familiares tradicionales donde se puede conocer el proceso de elaboración de cada queso y degustarlo.

Ruta de los ejércitos
Una interesante ruta propone seguir el rastro de los ejércitos por el País de Béarn a lo largo de la historia. Se inicia en Orthez, la antigua capital de Béarn, para visitar los vestigios de su rico pasado histórico, como los restos del castillo Moncade y el Pont Vieux, gran obra de ingeniería con su puerta fortificada sobre el río Gave de Pau. La ruta también pasa por Saint-Boès, donde en 1814 tuvo lugar una dura batalla que enfrentó a las tropas napoleónicas del Mariscal Soult y las inglesas comandadas por Wellington.

Ruta de los torrentes
Otra ruta recomendable es la que discurre entre los torrentes pirenaicos. Comienza en Salies-de-Béarn, la villa de la sal, para visitar sus callejuelas medievales y pintorescas casas, pasando por Bérenx y su bella casa Amadine (1584), Bellocq y su fortaleza, Lahontan y el santuario de Notre-Dame d’Abet, Auterrive y su isla Bidala, finalizando en Labastide-Villefranche con su bastida fortificada y Oraàs. Asimismo, hay una ruta que permite seguir los pasos de los Príncipes de Béarn, en la que destaca L’Hôpital d’Orion, en la vía de Vézelay, que data de 1114, una población fundada a partir de un hospital que acogía a los peregrinos del Camino de Santiago.